SERVICIO DE LOGOPEDIA

SERVICIO DE LOGOPEDIA

Es un programa dirigido preferentemente a personas usuarias de entre 4 a 18 años con Síndrome de Down.
Las personas con SD presentan una adquisición y desarrollo del lenguaje más lento. Esto supone una dificultad en el área del lenguaje que se puede abordar desde nuestro servicio de logopedia.

La labor de un logopeda es esencial para reducir el retraso en el desarrollo del lenguaje. Esta intervención ha de ser constante a lo largo de la vida de una persona con Síndrome de Down, desde el nacimiento hasta la edad adulta.

Igual de importante es ofrecer una atención a la familia para dotarla de las estrategias y apoyos necesarios para que su hij@ evolucione favorablemente. Por ello el trabajo del terapeuta no se centra tan solo en las sesiones de atención directa, sino que asesora y tiene en cuenta a la familia para que potencien el lenguaje desde su entorno natural por medio de ejercicios y seguimiento de pautas.

Objetivo general:

El objetivo principal de la intervención logopédica es evitar que las dificultades en el desarrollo de la comunicación interfieran en el desarrollo individual. De este modo, además, no se verán perjudicadas sus relaciones interpersonales.

ESTRUCTURA GENERAL:

En el servicio de logopedia podremos atender las necesidades que la persona presente en:
Articulación: intervienen los órganos orobucofonatorios, que son los implicados en la producción
del habla.


Discriminación auditiva: funcionamiento del oído, teniéndolo en cuenta como parte fundamental
en el reconocimiento de los sonidos de nuestro sistema oral de comunicación.


Expresión y fluidez verbal: optimizar la eficacia de la persona a la hora de comunicarse de
manera oral.


Comprensión: fomentar el desarrollo cognitivo para que el lenguaje se sostenga sobre una base
sólida.


Deglución: el momento de la deglución de alimentos sólidos, semisólidos y líquidos influye en el
proceso de la adquisición y desarrollo del lenguaje, por lo que debemos estar atentos a que esta habilidad se desarrolle a su vez de manera adecuada.

En Asindown apostamos por la oralidad en las personas con Síndrome de Down. Para ello trabajaremos cada uno de los niveles descritos anteriormente mediante el fortalecimiento de los músculos faciales, lengua y labios y así poder corregir y producir correctamente los sonidos del habla o fonemas. Además, estimulamos la adquisición de la conciencia fonética y la discriminación auditiva. Con esta habilidad la persona reconoce el sonido de los fonemas y los integra en el sistema de comunicación oral.

Las sesiones con el alumnado se ofrecen generalmente de manera individual, y el trabajo con la familia se irá organizando en función de las necesidades y la evolución de la persona.

Cuando la persona con Síndrome de Down ha alcanzado un buen nivel comunicativo, pero es necesario seguir trabajando aspectos como la disfemia, el agramatismo o habilidades sociales, la logopeda aconsejará y lo derivará a hacer una intervención en pequeños grupos.

Añadir Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *