No te cambio por nadie

 Lo desconocido siempre da vértigo. Los ojos de las familias que llegan a Asindown por primera vez cuando reciben la noticia de que su hijo o hija tienen Síndrome de down o discapacidad intelectual van siempre repletos de dudas y miedos.

A medida que pasa el tiempo y lo desconocido se convierte en millones de momentos, la amargura de ese miedo se va transformando en miradas repletas de dulzura y alegría. El corazón de Asindown esta lleno de infinitos motivos por los que continuamos trabajando por una plena inclusión de las personas con Síndrome de down y discapacidad intelectual. 

Cuando la sociedad les permite que se tomen su tiempo, es cuando consiguen, dar sus primeros pasos, vocalizar para contarnos historias llenas de emociones, ilusionarse por su primer empleo, disfrutar de una salida entre amigos o de un paseo por la playa…

Es tiempo lo que necesitas para descubrir la verdad de cada persona y para darte cuenta de que entonces, no la cambias por nadie