No te cambio por nadie

 Lo desconocido siempre da vértigo. Los ojos de las familias que llegan a Asindown por primera vez cuando reciben la noticia de que su hijo o hija tienen Síndrome de down o discapacidad intelectual van siempre repletos de dudas y miedos.

A medida que pasa el tiempo y lo desconocido se convierte en millones de momentos, la amargura de ese miedo se va transformando en miradas repletas de dulzura y alegría. El corazón de Asindown esta repleto de infinitos motivos por los que continuamos trabajando por la inclusión laboral y social. Motivos que dejan huella. 

Huellas cuya magia marca, huellas que forman Asindown, huellas que no cambiamos por nadie.